León terminó la semana 11 del Clausura 2017 en plena agonía de sus aspiraciones para competir en la liguilla del fútbol mexicano, luego de su descalabro en casa ante el Toluca.

Con apenas 10 encuentros disputados, por el parón la fecha anterior debido a la protesta arbitral, los Esmeraldas han visto reducido su margen de error a no dejar ir más de 3 puntos en 7 partidos restantes si es que quieren seguir soñando con la posibilidad de entrar en la fase final del campeonato.

Eso después de conocer su eliminación en octavos de final de Copa MX, tras lo que la cuenta regresiva de La Fiera en el torneo es cada vez más corta si no empiezan a ganar a partir de la jornada 12, cuando visiten la difícil plaza de los Tigres.

Ante eso, León deberá enfrentar primero 15 días de larga reflexión y aún más trabajo para alcanzar la plenitud física que tanto reclama su técnico Javier Torrente, que ha tenido que improvisar por la falta de sus lesionados Alex Mejía, Darío Burbano, entre otros.

Los días se harán largos  en Liga MX, pero más aún con un viaje de por medio a Carson, California, donde enfrentarán a Chivas el 25 de marzo en un amistoso debido a la pausa de la Liga MX por la fecha FIFA.

León tendrá así unas horas antes de volver a los entrenamientos, en los que prescindirá esta semana de Luis ‘Chapo’ Montes y Elías Hernández, que reportaron desde ayer con Selección Mexicana para los encuentros eliminatorios ante Costa Rica y Trinidad y Tobago.

SE ESFUMAN ESPERANZAS

Con 6 puntos conseguidos en 10 partidos y 21 puntos por jugar en Liga MX, León no puede dejar ir más de 3 si quiere pensar en una calificación este Clausura 2017.