La Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato abrió expedientes de investigación contra los alcaldes de Irapuato  y León, Ricardo Ortiz y Héctor López Santillana, respectivamente, por posibles actos de violación de derechos humanos relacionados con la libertad de expresión y presunción de inocencia.

A la Secretaría de Seguridad Pública de León se le abrió el expediente 2/17-A por declaraciones que criminalizan las protestas, ante los hechos de la semana pasada, por lo que se solicitó la aplicación de medidas precautorias a favor de cuatro activistas y defensores de derechos humanos.

Este lunes se giró un oficio al alcalde Héctor López Santillana, para que se rinda un informe en torno a estos hechos. En este caso se investiga posibles violaciones a derechos humanos tales como la libertad de expresión y presunción de inocencia.

También se abrió el expediente 3/17-A por la detención de 19 personas en los actos ocurridos en un centro comercial, en donde se señala al Secretario de Seguridad Pública de León, a la fecha se ha tomado declaración a 11 de los imputados.

En el caso de Irapuato, se integró el expediente 3/17-B por la detención de 41 personas por los actos ocurridos el sábado en ese municipio y la autoridad señalada es la Secretaría de Seguridad Pública. 

También se abrió el expediente 4/17-B por las declaraciones del alcalde de Irapuato sobre expresiones de que los derechos humanos son para los humanos derechos, así como la difusión de fotografías de detenidos. Ya se solicitó al alcalde un informe sobre los hechos.

De acuerdo al artículo 45 de la Ley de la PDHEG, las medidas precautorias son aquellas acciones que solicita este Organismo y que se estiman necesarias para evitar la consumación irreparable de las presuntas violaciones de derechos humanos denunciadas, reclamadas, iniciadas oficiosamente o la producción de daños de difícil reparación de las personas afectadas, así como solicitar su modificación cuando cambien las situaciones que las justificaron.