De Donald Trump a los personajes más polémicos de la localidad serán quemados el próximo Domingo de Resurrección en el tradicional Barrio de Santiago, que, en la tradicional esquina de la Llamarada, llevarán a cabo la 102 quema de Judas.
En entrevista con algunos organizadores del tradicional acontecimiento, dijeron como van hasta ahora los preparativos para la tradición anual que reúne más de 2 mil de distintas partes de la Ciudad de México y hasta de otros países.
Sergio Valentín Reyes Alvarado, uno de los organizadores, dijo que la gente ya cuando los muñecos de cartón ya están en la esquina de la Llamarada, es que los preparativos han comenzado y hay que alistar la cooperación, misma a la que ya se han sumado patrocinadores como Primera Plus. El organizador dijo que lo más difícil, no solo implica llevar a cabo la quema, sino que con mucha anterioridad se debe tramitar permisos, juntar recursos económicos para pagar los muñecos.

BARATITOS
Cada muñeco tiene un valor aproximado de mil 600 pesos, ya que se les respetó el precio de años anteriores, los “boteos” para juntar la cantidad requerida, se hacen de entre las 12 y 2 de la tarde y por las noches de las 6 a 10 de la noche, o después, según este el ambiente y los ánimos de la gente por cooperar, y no importa la cantidad que se aporte ya de poco a poco, el monto crece.
El hombre tiene 14 años organizando la quema de Judas, anteriormente, antes de que él entrara, eran quemados 6 “judas”, y cuando tomó la estafeta para darle seguimiento a la tradición, la cantidad creció de 15 a 18 “judas”.
“Siempre me encantó todo esto, y como reunimos a más de 2 mil personas aquí, claro que se deben llevar un buen sabor de boca, algo que disfruten, porque 6 o 7 serían pocos, de tan lejos que vienen, y luego quedarse 2 o tres horas aquí, deben de disfrutar la tradición” dijo Sergio Valentín Reyes Alvarado.
Juan Pablo Cervantes, otro de los organizadores, mencionó que este año se buscará mejorar la calidad de la estructura del muñeco pirotécnico, para esta edición realizará las estructuras de nueva cuenta “El Makala”; los organizadores ya piensan en la ediciones de próximos años y piensan modernizar el asunto, claro, siempre y cuando haya posibilidades, y no solamente es por hacer más atractiva la fiesta popular, ya que en una ocasión, uno de los que prenden la mecha de los fuegos pirotécnicos sufrió un accidente.

EL PASO DE LOS AÑOS
Miguel Santiago, tiene aproximadamente 7 años habitando en el Barrio de Santiago, y con el negocio de “La Llamarada” son 2 años, un lugar que sirve como galería urbana para mostrar el paso de los años en la tradicional quema de Judas, ahí se realizara un brindis con los patrocinadores y amigos.
“Siempre ha sido una cantina tradicional, era un punto de referencia para la ciudad hace muchos años, siempre ha sido cantina, siempre la han cerrado, o porque los dueños fallecen o pasa cualquier cosa… nosotros la retomamos como cervecería, no como cantina como tal, y lo que buscamos es tratar de difundir la tradición de la Quema de Judas, dentro del local tenemos una galería de fotos que nos hizo favor de donar la Casa de la Cultura, precisamente para eso y tenemos todo el tema del barrio, de la identidad, de la ciudad, de los personajes del barrio” expresó, Miguel Santiago.