Este domingo se cumplió el cuarto día de trabajos de rehabilitación sobre el campo de juego del estadio Domingo Santana, casa de los Bravos de León.
Las labores de la maquinaria pesada se han centrado en el outfield, donde se ha levantado el pasto, y se ha nivelado el terreno.
De acuerdo con la constructora responsable de la obra, una vez que la zona de los jardines esté lista, se procederá a hacer la misma labor en el diamante.
La directiva informó que los trabajos se realizan al triple de la velocidad normal, para reducir en la medida de lo posible el tiempo de entrega.
En condiciones normales la obra completa, incluyendo la ampliación del graderío, así como la rehabilitación en baños, dugouts, malla, cerca perimetral, y estacionamiento, tendría que tardarse alrededor de seis meses.
Sin embargo el acuerdo con las empresas que trabajan con la constructora contratada, fue programar tres turnos para que la rehabilitación pueda entregarse en dos meses, apenas unos días antes del arranque de la campaña de la Liga Mexicana de Beisbol.
La inversión es superior a los 14 millones de pesos, y el aforo del parque Domingo Santana se verá aumentado de 2 mil 500 a poco más de 6 mil espectadores.