En el Templo de San Rafael y con el Padre Pedro Juan Corona como testigo, fue bautizada con el nombre de Ariadna Brizuela Gutiérrez, la primera hija de los jóvenes esposos, Jacqueline Gutiérrez y  Juan Pablo Brizuela, al acto religioso también acudieron sus padrinos, Giovanna Rodríguez y Miguel Arturo Tobías, quienes se comprometieron a cuidar y encaminar el andar de su ahora ahijada.

Al termino del fervorín las fotos y los abrazos no se hicieron esperar, ahí mismo el padrino arrojó al aire el tradicional bolo. Posterior a esto, todos se trasladaron al salón Ex Hacienda La Patiña, lugar que reunió a unas 120 personas, entre familiares y amigos, quienes hasta hicieron fila para poder tomarse la foto con la pequeña Ariadna.

Para agradecer la asistencia de sus invitados,  Jacqueline y Juan Pablo prepararon unas deliciosas picañas y espadas al horno, acompañadas de unos frijoles refritos, salsas, chiles y cebollitas asadas, para los pequeñines se montó una mesa de dulces y postres, además de que se les sirvieron hamburguesas.

Mencionar también, que durante la tarde-noche hubo un show de luces, el cual sorprendió y fascinó a chicos y grandes, terminados éstos, un grupo musical tomó lugar en el escenario para poner a bailar a todos. La fiesta terminó cerca de la una de la mañana.