El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en León, Víctor Román Flores, ratificó que fue la Policía quien sembró “pánico” entre los comerciantes el pasado cinco de enero y lamentó que hayan actuado de una manera tan poco profesional para contener las manifestaciones en contra del aumento al costo del pasaje.
Lamentó que el gobierno local asegure que no tuvieron que ver con esta situación, pues afirmó que hay elementos que comprueban la intervención por parte de los policías.
Al recalcar que esta situación provocó que los comerciantes de la Zona Centro dejaran de vender 60 millones de pesos, dijo que ahora lo urgente es que el municipio tome medidas como el implementar un programa de reactivación comercial del Centro Histórico.
“Estamos muy preocupados y realmente creemos que siempre hemos trabajado porque el comercio del Centro Histórico le vaya bien y que se profesionalice y anteriormente se logró reactivarlo y ahora no entendemos porqué hay ambulantaje y se está saliendo de control, y por eso estamos buscando el apoyo de la autoridad”, resaltó.
ESTABLECEN PROTOCOLO
Román Flores, indicó que éste mismo miércoles se reunió con el secretario de Seguridad, Luis Enrique Ramírez Saldaña, a fin de establecer un “protocolo de actuación”, para prevenir actos vandálicos en los comercios y evitar que se vuelva a sembrar pánico infundado entre los comerciantes.
“Tenemos una junta con el secretario de Seguridad Pública y vamos a ver tres puntos, el primero es ver protocolos para las siguientes ocasiones pues se corre el riesgo de que, en una verdadera situación de peligro ya no se tomen recomendaciones, la segunda es reactivar la confianza en la ciudadanía quien tiene miedo salir y reactivar el Centro Histórico”, refirió.
El líder empresarial dijo que si no se toman acciones, se corre el riesgo de que el sector comercio y servicios deje de tomar medidas de prevención ante verdaderas situaciones de riesgo o ante la presencia de “agitadores o saqueadores”.