El funcionamiento de maquinitas tragamonedas representa una forma de corrupción de los niños y jóvenes de Silao, denuncian habitantes de las colonias Los Espárragos y López Mateos, quienes piden intervención de las autoridades.
Con temor a represalias por parte de los propietarios, habitantes de la zona denunciaron que los espacios en que se encuentran son una distracción generalizada para a población.
De acuerdo con la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, de encontrarse instaladas en sitios no autorizados por el ente gubernamental, se convierten en un acto ilegal, además de que se convierten en “una adicción que abre la puerta a la delincuencia”.
“Tenemos información de que detrás del uso e instalación de este tipo de máquinas existe una amplia red de delincuencia organizada”, se puede leer en la página de internet de la Dirección.
VENTANA A LA DELINCUENCIA
Según cifras de la Segob, a nivel nacional se obtiene un ingreso aproximado de 600 millones de pesos en tan sólo una semana.
“Necesitamos que se hagan operativos para que las retiren. No nada más están aquí, están en todos lados de la ciudad y hasta en los ranchos, y son un peligro para nuestros niños y jóvenes”, reprochan.
A raíz de la llegada de esta forma de distracción, denuncian, en la zona se han detonado actos de asalto, vandalismo y delincuencia en general.
“Ya estamos cansados. Los niños inocentemente se dan una escapada para allá cuando vamos a las tortillas y luego se envician, se la quieren pasar allá”.
UN VIL TIMO
Lamentaron que estas actividades resten las ganas de los menores de ir a la escuela, así como realizar tareas en el hogar. “Nada más los engañan porque no ganan nada (de dinero)”.
Ante ello es que piden la intervención de las autoridades. Se tiene competencia federal en la materia.