Los Reyes Magos no han abandonado su labor de entregar juguetes y abrigo a quienes menos tienen.
Por segundo año consecutivo en Silao, a través de la asociación civil Discapacitados y Adultos Vulnerables (DIAVU) repartieron 150 cobijas, 100 bolsas con ropa a 250 adultos y personas de escasos recursos, así como 150 bolsas con dulces, 150 pelotas y 120 juguetes para los pequeños.
En el municipio la asociación establecida en Guanajuato capital y liderada por Gabriela Porras Diosdado Montserrat, es representada por el profesor y fotógrafo Salvador Pérez Gasca. Dicha agrupación ayuda a personas con discapacidad y adultos mayores en situación de vulnerabilidad.
El “Profe Chava” se integró a DIAVU hace poco más de un año, motivado por la discapacidad que enfrentó una de sus hijas. En la Capital realizan eventos de recaudación de fondos.
“Me ha gustado participar porque me he dado cuenta y he vivido otra forma de vida (…) Muchas veces mientras no tenemos una necesidad, nos es indiferente una persona en estas condiciones”, compartió. “Es muy satisfactorio poder participar incluyéndome en la asociación DIAVU”.

ACAPULQUITO REGULAR
Este 2017 las actividades beneficiaron a habitantes de los desarrollos habitacionales irregulares como Acapulquito y Los Pinavetes. “Fuimos a visitar a algunas personas a su domicilio”, entre ellas el matrimonio de abuelitos que venden dulces en la zona centro de la ciudad.