La deportación masiva de migrantes provenientes de Estados Unidos a los diferentes estados del país, provocarán que los sueldos sean menores ante la oferta de personas desempleadas, por lo que ocasionaría mayor pobreza en el país, advirtió el doctor en Estudios Científicos y Sociales, David Martínez Mendizábal.

“Lo que va pasar es que los salarios se van a deprimir, la mitad de los mexicanos ganan dos salarios mínimos, esto quiere decir que si aumenta la demanda de trabajo la situación va presionar a que los sueldos vayan a la baja”, señaló.

El también catedrático de la Universidad Iberoamericana Campus León, dijo que viene un año complicado, sobre todo porque en el país no hay una estructura institucional que pueda soportar la llegada de más mexicanos (migrantes) que vendrán en busca de oportunidades de empleo.

“No ha habido manera de integrar a los jóvenes al mercado productivo, menos para quienes están en el exterior y vienen a buscar trabajo” apuntó el sociólogo.

GUANAJUATO

En Guanajuato diez municipios dependen casi en su totalidad de las remesas provenientes de la Unión Americana.

“Con este simple dato, nos coloca en un escenario muy complicado para la atención de estas personas, porque no hay una estructura social, ni económica, ni política para poder acoger a un número importante de migrantes que vengan en busca de trabajo a su país”, enfatizó.

Indicó que un alto porcentaje de las remesas enviadas a México son utilizadas para la supervivencia, es decir para comer, vestir y educación, por lo que no hay un ahorro.

Durante los últimos 20 años México ha crecido de 2 a 3 puntos porcentuales en su economía, lo que deja por debajo de los 4 puntos porcentuales que requiere el país para dar empleo tan sólo a los jóvenes que se quieren sumar al mercado productivo (empleo).

MERCADO INTERNO

El experto en temas sociales y económicos dijo que es necesario favorecer la estructura productiva nacional, porque es una equivocación el pensar que con las exportaciones podemos tener un crecimiento.

Refirió que aunque hay un crecimiento en las exportaciones lo cierto es que la globalización ha dejado a los países en “vías de desarrollo” en desventaja, ya que sólo pueden competir con materia prima y mano de obra barata.

“El modelo económico global ha generado injusticia, desigualdad, polarización”, indicó.

OPORTUNIDAD

El doctor en temas sociales y científicos, declaró que esta es una oportunidad para que México replantee la política económica, la cual esté dirigida verdaderamente al bienestar de la población.

“Veo como una oportunidad el replanteamiento del sistema de desarrollo, que se pueda voltear mucho más al modelo interno y al desarrollo nacional y a provocar un estilo de desarrollo que a la vez que vaya creciendo, vaya repartiendo, un modelo más equilibrado en términos de desarrollo social”, resaltó.

“Actualmente no se ha contemplado ese modelo de desarrollo, se cree que automáticamente exportando va crecer el país y que si crece el país va crecer el salario de la gente y con ello el nivel de vida, eso no es cierto, ya se ha constatado en 30 0 40 años que eso no da estos resultados, entonces es buen momento para replantear qué queremos de la economía del país, queremos una economía que sirva a los indicadores macroeconómicos, o queremos una economía que sirva a la gente”, enfatizó.