Esta mañana fueron asesinados a balazos tres hombres a bordo de un autobús turístico que salía de San Francisco del Rincón y que fue interceptado por un operativo criminal; que dejó lesionados a por lo menos un niño de nueve años y al chofer del camión, según la Procuraduría General de Justicia.

El hecho criminal fue confirmado por el subprocurador de justicia, Joel Romo Lozano, alrededor de las once de la mañana, mientras peritos en criminalística y agentes del Ministerio Público trabajan en el lugar del crimen en la fijación de indicios y el levantamiento de los cadáveres; agentes de Investigación Criminal buscaban al niño reportado como lesionado de bala.

El funcionario descartó un ataque contra el autobús, que operaba rentado para trasladar a francorrinconenses a un balneario del municipio de Villagrán, y según esa autoridad, la mayoría de los paseantes son familiares entre sí.

La dinámica hipotética que analiza por ahora el Ministerio Público señala que cuando el autobús salía de San Francisco por la carretera llamada Camino Viejo a León, fue interceptado por vehículos de gente armada entre la clínica del Seguro Social y un banco de arena.

Hombres armados abordaron el autobús y exigieron la identificación de personas específicas para luego disparar contra tres hombres, de 16, 18 y 23 años de edad, quienes murieron a bordo del vehículo.

Pero los disparos hirieron además a un niño de nueve años de edad en la cabeza, y era buscado por agentes de Investigación Criminal, sin localizarlo hasta las once y media de la mañana, según el subprocurador Romo Lozano.

Otro lesionado, que de entrada creen fue víctima ajena, es el chofer, un hombre de 36 años de edad que escapó del camión con un impacto de bala en una pierna, pero ya fue localizado y ha sido reportado con una herida leve, según precisó el funcionario.

Aunque extraoficialmente ya se maneja la probable identidad de los muertos y los lesionados, el subprocurador Romo Lozano se reservó los datos.