Un joven oriental murió a bordo de su vehículo sobre el bulevar Morelos, al parecer luego de recibir un impacto por arma de fuego, lo cual detonó en el choque de una camioneta contra un tráiler estacionado y como consecuencia tres personas lesionadas, dos de gravedad.
Este hecho mortal se registró este lunes alrededor de las 9:26 horas, sobre el Libramiento José María Morelos a unos metros del Bulevar Paseo de los Insurgentes, por la glorieta donde se ubica “La Antorcha”, en la colonia Lagunillas.
TAIWANÉS
El joven fallecido, al parecer de origen taiwanés, quedó dentro de su vehículo sobre el acotamiento del lado norte frente a la tienda Walmart, en un auto Volkswagen Golf de color blanco, conducido por el ahora occiso, de 25 años con domicilio en el Fraccionamiento Gran Jardín.
Al cuerpo de este oriental fallecido, aparentemente se le apreciaba un impacto por arma de fuego en la espalda, así como un orificio por bala que fue localizado en la cabecera derecha del asiento del copiloto, aunque hasta el momento se espera la información oficial de las autoridades.
LESIONADOS
Por su parte las tres personas lesionadas, uno de los cuales iba en la caja, viajaban a bordo de una camioneta Nissan de color rojo, la cual se impactó contra un tráiler de color blanco, cargado de blocks de construcción, el cual estaba estacionado.
Al parecer el conductor asiático del vehículo Golf perdió el control del mismo y se pasó el camellón para impactarse contra una camioneta Nissan que iba en contraflujo, la camioneta tipo estacas salió proyectada y se impactó contra un tráiler que se encontraba estacionado, para posteriormente quedar volcada sobre su costado derecho.
UNO GRAVE
Los lesionados son Juan Carlos N. de 22 años, Óscar Ricardo N. de 21 años, trasladados a la Cruz Roja por una unidad del Cuerpo de Bomberos y uno más que fue trasladado al Hospital General Regional en estado de suma gravedad e inconsciente, por lo que no se tienen datos.
Familiares del joven asiático fallecido llegaron al lugar y reconocieron el cuerpo, así como peritos y personal de homicidios para recabar las evidencias.