El pleno del Consejo Coordinador Empresarial de León (CCE) pidió al gobierno federal, estatal y municipal hacer una reestructura radical de sus finanzas que incluyan “recortes presupuestales de gran magnitud” y no únicamente planes de austeridad “superficiales” que ayudan para poca cosa.
También propuso reducir drásticamente el financiamiento a los partidos políticos, particularmente en años no electorales y reducir el número de diputados en el Congreso de la Unión.
Además se necesita la aplicar de manera eficaz sistemas anticorrupción e imponer sanciones económicas y administrativas a quienes incumplan con su función, junto con la captura y sanción a gobernadores y funcionarios que hayan incurrido en peculado y desvío de recursos públicos.
El Presidente del organismo, Gustavo Guraieb Ranth, presentó esta mañana la propuesta de los empresarios a los tres órdenes de gobierno con la finalidad de afrontar la crisis económica que se avecina para el país luego de que se rechazó el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y Protección de la Economía Familiar que presentó el gobierno federal hace unos días.