La ciudadanía pidió a las autoridades municipales de San Francisco del Rincón mejorar las estrategias implementadas en materia de seguridad, ya que las tres ejecuciones de este miércoles provocaron incertidumbre sobre el actuar de cada elemento, por ese motivo pidieron la presencia del ejército mexicano.
“No confió en los policías, les matan a tres a plena luz del día y no detienen a ninguna persona, mejor que llegue el ejército”, dijo Leonel de 25 años.
Mucho de este anhelo social dependerá del trabajo legislativo que se lleven a cabo en Cámara de Diputados y Senadores durante los próximos meses, ya que la ley de Seguridad Interior, donde se pretende regresar a los elementos castrenses a los cuarteles y obligar a las autoridades estatales y municipales a sus actividades está detenida.
Y es que algunas zonas del país tienen mayores índices de violencia que otros, por ese motivo no se ha podido retirar al ejército de algunas ciudades.
MILICIA BRINDA TRANQUILIDAD
Aunque Pedro Rodríguez Murillo, Director de Seguridad Ciudadana de Purísima del Rincón dio a conocer esta semana que existe presencia militar en San Pancho, durante el peritaje hecho por la Procuraduría no hubo presencia de ningún efectivo.
Pero cabe recordar que días atrás hicieron retenes por calles de San Pancho, incluido el Camino Viejo y zonas rurales, donde existe el riesgo de perforación de ductos de PEMEX.
“Los vi en distintos puntos y la verdad me sentí con más seguridad, entiendo que deben estar en los cuarteles, pero después de sacarlos a combatir al narco pienso que es difícil de acostumbrarnos”, considero Eduardo Aguirre.
El pespuntador insistió que si regresan a los cuarteles las autoridades dan un signo de debilidad, debido a que en 2006 el Presidente Calderón decidió dar mano dura.
AMOR A LA PATRIA
Cuando finalizó el 2012 el número de ejecuciones en México de acuerdo al INEGI hubo 132,065.
“Cada vez hay más muertos y los quieren sacar de las calles, no me imagino como se va a poner esto”, detalló María Noriega.
La mujer dijo que un militar da más seguridad a cualquier ciudadano porque defiende a la patria, cosa que no se inculca en los policías.
“Primero que los enseñen a defender su patria y luego al ciudadano”, desde el punto de vista de Vicente Hernández ese aspecto ayudara a ver si serán capaces de ser servidores públicos dignos.