El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) recomienda a la población aprovechar responsablemente el agua durante todo el año, pero sobretodo, en temporada de calor.

Esto, con la finalidad de contribuir a garantizar la continuidad en el servicio, al evitar grandes incrementos en la demanda, que pudieran afectar la operación de la infraestructura necesaria para la distribución del vital líquido.

Cabe señalar que el uso mesurado del agua, es la manera en la que la población puede apoyar para que este recurso llegue a todos los hogares en el periodo de tiempo, en el que tras la llegada de la primavera, se registra un aumento en la temperatura que provoca el cambio de hábitos en su consumo.

La temporada de calor suele presentarse durante los meses de abril, mayo, junio y julio -cuando la temperatura supera los 35 grados centígrados; concluyendo comúnmente en agosto tras la llegada de las precipitaciones más abundantes e intensas.

Es importante mencionar que históricamente durante esta época del año, la demanda del servicio incrementa aproximadamente el 15 por ciento respecto al consumo habitual, motivo por el que con la colaboración de los habitantes de León, se busca reducir este índice.

Algunas recomendaciones con las que se puede contribuir al correcto funcionamiento de la red hidráulica de la ciudad durante la temporada de calor son:

  • Que tu baño dure máximo 5 minutos.
  • No uses el sanitario como basurero.
  • Si detectas una fuga dentro de casa ¡Repárala!
  • Si la fuga es en la calle ¡Repórtala al 073!
  • Al usar la lavadora, coloca el máximo de ropa permitido.
  • Procura regar las áreas verdes con agua de reúso.