El personal del Comité Estatal de Patronatos y Voluntarios (CEPAV) repartió juguetes a los pequeños pacientes del Hospital General de Guanajuato. Con el objetivo de dar esperanza, amor y alegría, el CEPAV generó sonrisas en los pequeños que están recibiendo atención en el hospital y que no pudieron estar en su casa en espera de los Reyes Magos. En esta ocasión, durante el recorrido se entregaron más de 200 juguetes a niños del área de Pediatría y Urgencias Pediátricas, así como a bebés de la Unidad de Cuidado Intensivos Neonatales, e igualmente recibieron regalos los pequeños de la sala de espera.